miércoles, 21 de diciembre de 2011

Zajdi, Zajdi, jasno sonce



Despliega tu brillo sol,
Imponte a la oscuridad,
Y que la luz de la luna se desvanezca
ahogada en ti.

Apénate, bosque, apénate hermano,
Sintamos juntos el dolor.
Tú llorarás por tus hojas
y yo por mi juventud.

Aunque tus hojas, mi hermano,
algún día retornarán,
pero mi Juventud
jamás lo hará.

Aleksandar Sarievski