lunes, 7 de octubre de 2013

Final del estío

El verano ha sido intenso con multitud de cambios personales que me han enriquecido. No es fácil iniciar un nuevo camino desprendiéndose de antiguos lastres y afrontar nuevos retos; pero hay que caminar. Adelante, siempre.

A nivel literario, se ha despedido con buenas noticias, por lo que estoy muy contenta.

Agusti Pericay ha tenido la amabilidad de publicarme un poema  en el número tres de la revista  Gay Art
El 22 de agosto hice el cuentacuentos Palabras en la Biblioteca de Lo Pagán y aproveché para presentar en esta localidad el libro Banco de Maridos Defectuosos. Estoy muy agradecida a Mari Carmen que me ofreció la oportunidad y a Tomás y Luismi por ser tan cálidos. Conté cuentos y vendí ejemplares del BMD en un ambiente acogedor. Me fascina ver las caras de la gente cuando los relatos les atrapan, aunque no fue fácil ya que tuve que adaptarlos sobre la marcha pues era para adultos y se apuntaron varios niños. ¿Cómo explicarle a un crio que no puede quedarse cuando tras preguntarte qué vas a hacer le dices que un cuentacuentos y se te queda mirando arrebolado con una sonrisa de oreja a oreja?


Lo Pagán



El 5 de septiembre tuve la suerte de participar en Molina de Segura en el recital poético Poetas a Molina en memoria de Manuel Dato Buitrago. Por fin conocí en persona a Francisco Javier Illán Vivas, fundador de la revista Acantilados de Papel y conocido poeta. Fue un momento muy bonito no sólo por escuchar tantas voces distintas unidas por la poesía, sino porque me sentí arropada por gente tan amable como Carlos Gargallo, Jose María López Conesa o Aris. Sólo lamento el haber tenido que irme antes por culpa de un horario de autobús restrictivo, pero espero que haya muchas más veces.


Y hablando de Acantilados de Papel: su número uno ha superado las 7000 lecturas. Me siento muy orgullosa de que haya dos poemas míos en él. Por si no lo habéis leído, está aquí.

Finalmente, quiero agradecer al escritor Héctor Zabala haberme publicado un poema en el suplemento nº 58 de su revista Realidades y Ficciones



Bienvenido, Otoño.

Lo Pagán