domingo, 23 de noviembre de 2014

Todo

Con este micro participé en un concurso cuyo requisito era que empezara con la frase El tiempo lo cura todo. Se tenía que colgar en la página de la editorial para que el público votase y luego el jurado escogería entre los cien más votados. Como la gente no tiene ni imaginación ni dignidad, muchos micros posteriores fueron una burda copia de los ya publicados. El mío, por ejemplo, cambiando sólo la lejía por aguarrás, para qué se iban a complicar. A pesar de las denuncias de muchas personas, el concurso siguió adelante. Lo vergonzoso fue comprobar que muchos de los más votados fueron micros que habían plagiado textos anteriores. Así va el país.


Todo, en El Arte Eres Tú