domingo, 18 de septiembre de 2016

Rendición

A la ranita que mira al Este

He recorrido el mundo,
Dormido bajo cielos infinitos,
besado con mis plantas
el reflejo de la luna
sobre los charcos.

Buscando un hogar,
un terruño que sintiera mío,
una cama caliente
con el olor de mis fibras
entre las sábanas.

Las estrellas me enseñaron caminos
cubiertos de hierbas caducas,
piedras llenas de vida en antaño,
pueblos cargados de nostalgia...

Pero he descubierto que mi alma está marchita,
no hay lugar en mis ojos para la belleza,
y me he sentado al borde del camino,
a esperar a la muerte
sin presentar batalla.






















Un poema muy muy antiguo. La foto de Retuerta tendrá... tres años.