jueves, 3 de noviembre de 2016

Reyezuelo


Crees ser un príncipe
pero tu corona es de latón.
Gastas tu vida salvando doncellas
que jamás necesitaron tu ayuda.
Te levantas cada mañana
inventando nuevos dragones
a los que desafiar.

Patético
mas que respeto
provocas mi desprecio
con tu castillo de arena
y tu corona de latón
sobre la frente.

Gema Bocardo ©