domingo, 16 de julio de 2017

I concurso de Poesía «Bullas en verso»

La Concejalía de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Bullas convocó el I concurso de Poesía «Bullas en verso» cuyo tema era el pueblo (patrimonio, historia, entorno natural, personajes…) Me presenté. Tengo un vínculo muy fuerte con él gracias a Clemen Corbalán, que organizó el recital erótico durante el tiempo en el que la semana erótica dejó de celebrarse y en el que he participado varias veces como cuento aquí y aquí.


Árbol del Cristo del Carrascalejo

Escribí el poema «Al hijo de Bullas» inspirándome en una ruta que hicimos por el Carrascalejo con Clemen, precisamente al día siguiente del recital erótico de este año. Es un precioso paraje natural en el que hay un Cristo frente a un árbol en el que la gente grapa fotos de personas queridas pidiendo un milagro. Me pregunté: ¿Qué historias contarán estas fotos? 



Le concedieron el Primer premio. Durante la entrega, que se realizó el 16 de julio, en el marco de la entrega de premios del concurso Fotorally (aquí la nota de prensa), un miembro del jurado me confesó algo: pensaron que el/la autor/a del poema contaba una anécdota real; cuando abrieron la plica no podían creer que fuera yo.



Es precioso transmitir eso. Como os conté aquí, me pasó algo parecido en el II Certamen Internacional de relato Aste Nagusia A veces pienso que no creo historias sino que soy el mensajero, como en La Historia Interminable de Michael Ende, y que esas personas existen y cuentan su vida a alguien para que las escriba y todos la sepan. A lo mejor, en este caso, fui yo, ¡quién sabe!